*

X
Haz tuyas la urbes paradisíacas del orbe con esta lista de las mejores ciudades del mundo según los lectores de la revista 'Travel & Leisure'

Las dinámicas culturales, sociales y económicas hacen que algunas ciudades fluctúen como las más atractivas para los viajeros del mundo. El momento es la clave para poder disfrutar de la belleza, el placer y todas las posibilidades que ofrecen ciertos lugares. Es por ello que esta lista de las mejores ciudades del 2017 según los lectores de la popular revista Travel & Leisure resulta relevante y apetecible. 

Vemos en la lista el dominio de ciudades asiáticas que conjugan costos accesibles con deleites naturales, gastronómicos y en algunos casos, hasta espirituales. Notable también es la presencia de dos ciudades mexicanas, Oaxaca en sexto lugar, un paraíso culinario y cultural y San Miguel de Allende en primer lugar, una ciudad especialmente popular para personas maduras que buscan el sosiego y la cultura.

 

15. Barcelona

14. Udaipur (India)

13. Siem Reap (Cambodia)

12. Roma

11. Santa Fe (Estados Unidos)  

10. Luang Prabang (Laos)

9. Ubud (Indonesia)

8. Ciudad del Cabo

7. Hoi An (Vietnam)

6. Oaxaca

5. Florencia

4. Kioto

3. Chang Mai (Tailandia)

2. Charleston (Estados Unidos) 

1. San Miguel de Allende 

Lo que hacemos en nuestros ratos libres es el mayor impulso para mejorar la calidad de nuestro trabajo

Finlandia es un país con altos índices de bienestar y una economía sólida, y una sociedad que acostumbra sorprender al resto de los gobiernos del mundo con programas e instituciones que desafían el sentido común de las dinámicas globales.

Se tiene la certeza de que la poca productividad y el desempleo tienen entre sus principales motivaciones la apatía, el desinterés y la esperanza de una escasa retribución, causados por el entorno competitivo y exigente del mercado internacional. Sumergidos en estas dinámicas agobiantes los trabajadores desean, antes que cualquier otra cosa, dejar de trabajar.

El gobierno finlandés ha establecido un programa piloto de apoyo económico incondicional para combatir el desempleo. Durante 2 años, las 2 mil personas desocupadas inscritas al programa recibirán 560 euros mensualmente a fondo perdido, es decir, no tienen que demostrar gastos o necesidades. A diferencia de los seguros de desempleo de otros países, ni siquiera es requisito comprobar que se está buscando trabajo.

De este modo se pretende prevenir la angustia del habitante promedio en la crisis de la economía global, de vivir al filo del precipicio. Algunos participantes del programa han declarado que la seguridad y el bienestar obtenidos gracias a este estímulo económico los ha motivado a buscar un trabajo; otros sienten el impulso de crear o establecer negocios y empresas. De este modo, la búsqueda de una ocupación productiva se convierte en una necesidad, un deseo generado por el simple gusto de hacer.